Por qué Donald Trump sería el perfecto villano de un thriller preapocalíptico



Si eres escritor y te paras a pensar en la figura de Donald Trump, la primera expresión que se te viene a la cabeza es un: ¡la hostia! Tienes delante a uno de esos villanos de novela negra, de thriller preapocalíptico, con cuyos actos llevará al ser humano al borde del ocaso de su existencia. Son tantos aspectos que le identifican con el malo de la trama, que solo de pensarlo te da un escalofrío. Sin más dilación vamos a analizar la figura de Donald Trump como si del villano de una novela se tratara.

Resultado de imagen de trump señalando

El intenso rojo de las corbatas de Donald Trump

Le ves al tipo con todas esas imperfecciones que le caracterizan y que le dan cierto aspecto de fantoche. Una de ellas es la costumbre de lucir casi siempre una corbata roja bermellón, muy por debajo de la altura natural, con todas las connotaciones que tiene el simbolismo del color rojo en temas mercadotécnicos e históricos. Si investigamos un poco acerca del color rojo encontraremos que, además de ser el color de la seducción y la intensidad, es el color del poder. En mercadotecnia el color rojo simboliza al macho alfa, al jefe, a la figura que con su sola presencia infunde respeto, toma decisiones y está por encima del resto. El rojo es potencia frente a los colores fríos que, a pesar de ser más respetuosos, también te dejan un escalón por debajo en cuanto a la presencia de su oponente. Te están pisando de forma subliminal.

vía BBC

Si continúas por esta línea, ves que el rojo es un color regio, que marca las distancias y ha sido utilizado a lo largo de la historia por la realeza para la decoración. Aunque no hace falta irnos demasiado lejos para encontrar que es un color utilizado para ensalzar las figuras de algunos sobre el resto. Un ejemplo podría ser la famosa alfombra roja que sirve de pasarela de personajes de postín.

Por tanto, ¿está elegida esa corbata con la que suele salir prácticamente en  todas las imágenes de forma casual? Yo creo que no.

La forma de mirar de Donald Trump

Otro de los elementos característicos de Donald Trump es su forma de mirar. No mira, escruta. Su forma de mirar acompaña a sus actos, resultando intimidatoria para muchos. Al igual que en los rasgos de los personajes importantes de una novela, la mirada es un elemento fundamental, pues define el poder que posee sobre aquellos que tiene a su alrededor, capaz de congelar la sangre de los que no cumplen con sus órdenes. Siempre amenazante. Sabe que intimida y juega esa baza, no olvidemos que es el macho alfa y tiene que dar esa sensación en todo momento.

La forma de dar la mano de Donald Trump

Otro de los elementos del actual presidente del gobierno de los Estados Unidos que llama la atención es su forma de estrechar la mano. Según algunos periodistas, dicen que tiende a estrecharla con firmeza y atraer a la otra persona hacia sí con intensidad, además de posar la otra mano dando unos golpes sobre la de su interlocutor. Con esto quiere, usando el lenguaje no verbal, enviar un mensaje de control de la situación, un “aquí mando yo”.

Podéis leer un amplio y muy interesante artículo sobre el tema en: ¿Qué hay tras los saludos con apretón de manos de Donald Trump? de la web América Economía.

La manera de caminar y moverse de Trump

Uno de los aspectos que suelen ser contrarios a la demostración de poder es la delicadeza en las formas. Una persona de gestos refinados puede generar un montón de impresiones diversas, pero rara vez dará la sensación de poderío. Los golpes intensos en la espalda cuando saluda, la forma ruda de caminar con amplias zancadas delante de su esposa, evitando dar muestras de cariño. Todo, cada gesto, va dirigido a infundir respeto y no empatía. Aquí mando yo, incluso en el seno de mi familia.

Muy interesante el artículo de la BBC: ¿Qué dice de tu personalidad tu forma de caminar?

La firma de Donald Trump

Según ahondamos en los detalles de la figura del magnate y actual presidente americano, tenemos más claro que da el perfil perfecto para ser el malo de una novela de John Le Carré o de cualquier otro autor de thriller político. Y no deja de ser inquietante que incluso en la firma enseña esos pequeños detalles que hacen de Donald Trump una figura altamente atractiva como villano desde un punto de vista literario.

Según la grafóloga Sheila Lowe, la firma tiene la calidad de una reja de alambre de púas y añadió que no hay nada amigable o abierto sobre esta firma. La gran altura de las capitales, junto con el diseño extremadamente angular de la letra muestra a una persona que está impresionada por su propio poder.

La continua búsqueda de enemigos de Donald Trump para demostrar quién es el que manda

Su actitud beligerante y dominante da la sensación que busca el enfrentamiento directo con todo y con todos. Su ego le lleva a querer demostrar que es el único capaz de hacer que las cosas funcionen, no acepta la crítica, lo cual le ha llevado a continuos enfrentamiento con la prensa, siendo el culmen la exclusión del New York Times y la CNN, entre otros medios, a un acto en la Casa Blanca como muestra el artículo de El Mundo InternacionalTrump excluye a New York Times y CNN, entre otros medios, de un acto en la Casa Blanca.

Donald Trump

El enfrentamiento con el gobierno de México, a niveles económicos y de tránsito de personas. La negativa a que entren en el país gente procedente de determinados países marcados como potencialmente peligrosos, sobre todo islámicos. La intención de inyectar grandes cantidades económicas, aumentando el gasto en lo que sería el equivalente a cuatro veces todo el presupuesto de defensa de nuestro país para convertir a Estados Unidos en la mayor potencia militar del mundo de nuevo. Así como con China o su respuesta a la amenaza nuclear de Corea del Norte. No es un hombre de diálogo, sino de acciones, lo cual le convierte aún más en el estereotipo de personaje de novela perfecto para hacer de villano.

Un villano que podría estar a la altura de los grandes personajes de la literatura

Después de todo lo que acabamos de indicar parece imposible que no pudiese entrar en una lista como la de Grandes villanos de la literatura de la web Actualidad Literatura, como el gran Yago  en el Otelo de Shakespeare, Patrick Bateman de American Psycho de Bret Easton Ellis, Napoleón de Rebelión en la granja de George Orwell, Satanás de la obra de John Milton El Paraíso Perdido o el mísmísimo Lord Voldemort de la saga de Harry Potter de J. K. Rowling.

 

Por último, solo decir que no es que consideremos a Trump alguien malo o perverso (eso aún está por ver), sino que tiene ciertas características que harían de él un gran villano literario.

No te pierdas nuestras novelas con los peores villanos

Portada de Las máscaras de porcelana de Rubén Falgueras Pradas

Las máscaras de
porcelana

Rubén Falgueras Pradas

 

Novela negra

 

Portada de El vástago de la muerte de Carlos Venegas

El vástago de
la muerte

Carlos Venegas

 

Thriller

 

 

Portada de En el mar de Dirac de Antonio Reina

En el mar de Dirac

Antonio Reina

 

Thriller

 

 

Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán, ¿te las vas a perder?


Regístrate en nuestra Newsletter





Síguenos



AU PAIR de Ricardo Carrasco – La opinión del editor



Au pair de Ricardo Carrasco es una novela fresca y llena de sentido del humor y mucho romanticismoCuando leímos el resumen de tres páginas de Ricardo Carrasco lo tuvimos claro (por aquella época Alejandra Alameda estaba colaborando con el proyecto). Aquellas líneas tenían algo, la historia tenía algo. No era de las típicas novelas románticas que se ven a patadas en la actualidad, era una historia con muchísimo más contenido, en la que el autor quería hacerle llegar al lector algo más.

 

Las líneas de los dos primeros capítulos dejaban entrever un estilo pulcro y ligero, muy cuidado en el lenguaje pero sin necesidad de adornarse más de la cuenta. Su frescura también se encontraba ahí. Alejandra le pidió el original completo para tener una visión mucho más pormenorizada y concreta de lo que teníamos entre manos. Y las primeras buenas sensaciones no eran banales, el chico tiene duende y una ética de trabajo metódica y detallista.

 

Au pair de Ricardo Carrasco es una novela con un estilo fresco y con mucho sentido del humor

Au pair  es una historia muy para gente joven, y muy para hacernos revivir una época ya pasada a los que ya dejamos atrás aquellos años. Además, Ricardo tiene una increíble sensibilidad para tocar temas más crudos —esos que se encuentran de rigurosa y triste actualidad en los telediarios—, sin ser de aquellos que se regodean en las miserias del ser humano. Cuenta lo que tiene que contar para que la historia tenga sentido, para que todo fluya con lógica y sin saturar.

 

Au pair enganchará al lector desde el primer capítulo y le garantizamos que se divertirá leyendo. Sin distinción de sexos —aunque por temática podáis creer que va más dirigido al femenino— y edad. Y, por supuesto, sin prejuicios. Que el lector se enfrente a esta obra sin nada más en la cabeza que disfrutar con esta pequeña joya de 372 páginas.

 

He hablado mucho con Ricardo a lo largo de la edición de la novela, y creo que lo que más le he repetido es que pase lo que pase, nunca deje de escribir. Y es que el cabronazo (dicho con el mayor de los cariños) tiene duende.

 

 

Tapa blanda
tapa blanda
11.40 EUR
Precio recomendado: 12.00 EUR
Ahorras: 0.60 EUR (5%)
(IVA incluido)
Gastos de envío: 0,00 EUR


EN STOCK
VÁLIDO SOLO PARA ESPAÑA

EPUB
logotipo epub
2.84 EUR
Precio recomendado: 2.99 EUR
Ahorras: 0.15 EUR (5%)
(IVA incluido)

 

2,84€ – Comprar
 

logo_paypal_212x56

Envíos Internacionales
Envíos internacionales El Salto Editorial

11.40 EUR
Precio recomendado: 12.00 EUR
Ahorras: 0.60 EUR (5%)
(IVA incluido)
Gastos de envío: Dependerá del lugar de destino y el peso del paquete

Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán, ¿te las vas a perder?


Regístrate en nuestra Newsletter





También te puede interesar la opinión del editor de:

Portada de Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán
Portada de Las máscaras de porcelana de Rubén Falgueras Pradas
Portada de El vástago de la muerte de Carlos Venegas
Portada de Jacks, Holmes y un par de Colts de Iván C. Marjalizo
Portada de En el mar de Dirac de Antonio Reina

JESSE JAMES Y LOS YOUNGERS (II) – Los asaltantes de Quantrill

Una historia apasionante esta de Jesse James y los Youngers. Sus orígenes, la importancia en su historia de su hermano o la azarosa vida de su madre tras la muerte de su progenitor. Aunque estoy dando por hecho que ya has leído el anteriores post que hablan del tema. Ah, ¿que no?, pues no lo pienses más y empieza por el principio, aquí te dejamos los links a los post anteriores: Parte 1.
Ah, y si no quieres perderte ni una sola de nuestras publicaciones regístrate a nuestro blog y te llegarán por email cada nueva publicación.

Dicho esto, continuemos:

 

Los asaltantes de Quantrill, preludio de Jesse James y los Youngers

Los jinetes de Quantrill reunidos, el preludio a lo que fuela banda de Jesse James y los Youngers

Imagen de los jinetes de Quantrill reunidos

A pesar de haber jurado lealtad a los unionistas para librarse de la cárcel, Frank ingresó en el Missouri Partisan Ranger (o los guerrilleros exploradores de Missouri) de William Clark Quantrill. El grupo de los asaltantes de Quantrill usaba tácticas de guerrilla para apoyar a los confederados, siendo activos en la frontera entre Missouri y Kansas, realizando ataques al ejército regular de la Unión y a varias milicias de sus partidarios en ambos estados.

Estas incursiones provocaron que otros forajidos se fijaran en ellos, y así, en 1863, William reclutó a otros que se unieron a la compañía. Entre ellos al ‘Sangriento’ Bill Anderson, a los hermanos James y a los hermanos Younger, para, en el verano de 1863 establecerse en Lawrence, Kansas. Lugar que presenció la destrucción más terrible a manos de los asaltantes de Quantrill.

 

Los asaltantes de Quantrill en la mañana más infame

Fotografía de William Clark Quantrill

Era temprano, apenas había amanecido cuando, el 21 de agosto de 1863, William Clark Quantrill y sus asaltantes asesinos, que contaban unos trescientos, descendieron a la ciudad de Lawrence, que aún no había despertado.
Indignado por la ciudad sede de los Estados Libres, Quantrill comenzó su venganza contra la comunidad Jayhawker (término asignado a los partisanos del Estado libre de Kansas que se oponían a los forajidos proesclavistas de la frontera)

Todo estaba planeado al milímetro, y Quantrill y sus asaltantes, transformaron la ciudad en un infierno de sangre y fuego. Durante cuatro horas prendieron todo lo que tenían a su alrededor en un acto de brutalidad sin parangón. Comenzaron a eso de las cinco de la madrugada, saqueando y quemando todo lo que encontraban a su paso, llevando la ciudad a la más absoluta destrucción, terminando con sus tres mil habitantes.

En el momento que se fueron habían dejado cerca de 180 cadáveres y un montón de ruinas en Lawrence. Frank James y Cole Younger estaban con Quantrill durante el asedio. Sin embargo, no hay evidencias que indiquen que Jesse James formara parte de aquella partida asesina, a pesar de que, según dicen, posteriormente se había jactado de ello.

 

El interrogatorio a Frank, hermano de Jesse James

Habían pasado tres meses de la incursión a Lawrence por parte de los asaltadores de Quantrill, cuando un grupo de soldados de la Unión se presentó en la granja del padrastro de Jesse, el dr. Samuel. Jesse James contaba con quince años de edad en aquel momento en que fue interrogado y arrastrado por los caballos de los soldados unionistas. Pero no respondió a las preguntas.

El doctor también fue interrogado con dureza, querían saber dónde estaba ubicado el campamento de los asesinos de Lawrence, pero tampoco contestó. Lo ahorcaron una y otra vez de un árbol sin llegar a matarle para que diera respuesta a sus preguntas, pero nunca lo hizo. Hoy todavía sorprende como pudo sobrevivir a aquel interrogatorio.

 

El criminal Jesse James y Los asaltantes de Quantrill

Tenía solo quince años cuando sufrieron en la granja del doctor Samuel el interrogatorio de los soldados unionistas. Y aquello, tuvo que marcarle, provocar que en su mente surgiese la ira y el odio hacia todo aquello que representara al bando de la Unión.

 

Jesse James y el asalto al tren en Centralia


Es más que probable que ese fuera el motivo por el que Jesse se unió al ‘sangriento’ Bill Anderson y sus fuerzas de guerrilla a la edad de dieciséis años. El ‘sangriento’ por aquellos días fue teniente de Quantrill en una incursión en la localidad de Centralia, Missouri, el 27 de septiembre de 1864. Con más de cien guerrilleros a su mando, armados hasta los dientes, descendieron sobre la pequeña comunidad de 100 habitantes. Estaban decididos a robar el tren que hacía parada allí, y mientras que esperaban su llegada aterrorizaron a la población, les robaron y quemaron las tiendas, además de matar a un hombre que quería defender a una joven. Por fin el tren llegó e hizo su parada, y los asaltantes entraron y saquearon a los pasajeros.

ca. 1860-1882 — Jesse James and his gang robbing a train. — Image by © Bettmann/CORBIS

En el ataque al tren, arrestaron a veinticuatro soldados de la unión heridos y desarmados, para más tarde en aquel frenesí de violencia y locura asesinarles delante de los ciudadanos de Centralia. Por último, incendiaron el depósito de Centralia y el tren que habían saqueado enviándolo en llamas a continuar su ruta, sin tripulación a bordo.

 

La matanza de la infantería del mayor AVE Johnson

La banda de guerrilleros fue perseguida por un grupo de infantería Federal experimentado y liderado por el mayor AVE Johnson. A unas tres millas al sur de Centralia, las fuerzas de la Unión fueron emboscadas por la banda y prácticamente aniquilados. Murieron 120 de sus soldados, mientras que solo tres guerrilleros fueron abatidos en la batalla.

Ambos hermanos James, tanto Frank como Jesse, formaron parte de la batalla del sur de Centralia, aunque hay discusión y debates acerca de si participaron activamente en la matanza de los soldados desarmados. También se cuenta que fue Jesse James el que acabó con la vida del mayor AVE Johnson, además de quitar la vida de otros siete hombres aquel fatídico día.

 

EN EL SIGUIENTE ARTÍCULO MUCHO MÁS SOBRE LA HISTORIA DE LEGENDARIO BANDOLERO JESSE JAMES, UNO DE LOS PERSONAJES DE ‘JACKS, HOLMES Y UN PAR DE COLTS’.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG Y RECIBIRÁS TODOS LOS ARTÍCULOS EN TU CORREO ELECTRÓNICO

 

 

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

 


 

Hazte con el libro que muestra al mito de Jesse James de una forma diferente

Atrévete a entrar en el mundo de 'Jacks, Holmes y un par de Colts'
 

Tapa blanda
Tapa blanda
11.40 EUR
Precio recomendado: 12,00 EUR
Ahorras: EUR 0.60 (10%)
(IVA incluido)
Gastos de envío: 0,00 EUR

EN STOCK

VÁLIDO SOLO PARA ESPAÑA

EPUB
Logotipo Epub
2.84 EUR
Precio recomendado: 3.00 EUR
Ahorras: 0.15 EUR (5%)
(IVA incluido)

 

2,84€ – Comprar

Logotipo Paypal

Envíos Internacionales
Envíos internacionales El Salto Editorial

11.40 EUR
Precio recomendado: 12.00 EUR
Ahorras: 0.60 EUR (10%)
(IVA incluido)
Gastos de envío: Dependerá del lugar de destino y el peso del paquete




Consigue las mejores novelas del panorama editorial alternativo

 

Portada de Las máscaras de porcelana de Rubén Falgueras Pradas

Las máscaras de
porcelana

Rubén Falgueras Pradas

 

Novela negra

 

 

Portada de Au pair de Ricardo Carrasco

Au pair

Ricardo Carrasco

 

Romántica

 

 

Portada de El vástago de la muerte de Carlos Venegas

El vástago de
la muerte

Carlos Venegas

 

Thriller

 

 

Portada de Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán

Nadie dijo que
fuera fácil

Reme Hernán

 

Romántica

 

 

Portada de En el mar de Dirac de Antonio Reina

En el mar de Dirac

Antonio Reina

 

Thriller

 

 

Portada de Jacks, Holmes y un par de Colts de Iván C. Marjalizo

Jacks, Holmes y un
par de Colts

Iván C. Marjalizo

 

Ficción

 

 

Portada de El planeta de las brujas de María Parra Martí

El planeta de las brujas

María Parra Martí

 

Infantil

 

 

Quizá también te interesen estos artículos:

EL FORAJIDO JESSE JAMES Y LOS YOUNGERS (I)

El primero de los temas elegidos, relacionados con la magnífica novela Jacks, Holmes y un par de Colts de Iván C. Marjalizo, será el del forajido Jesse James y la banda de los Jmes-Youngers. Mitos y leyendas del lejano oeste, con una biografía apasionante y digna de ser leída. Así que vamos a ello.

Los orígenes del forajido Jesse James

Missouri, tierra natal del forajido Jesse James

Estado de Missouri en 1847

Corría el año 1847 en el día de septiembre número 5 cuando, en el estado de Missouri —más exactamente en un lugar cercano a la región de Centerville, más tarde conocido como Kearney—, un granjero y pastor Bautista llamado Robert Sallee James y su mujer, Zerelda Elizabeth Cole James, tuvieron un hijo. Un pequeño varón al que pondrían como nombre Jesse Woodson James. Sería el tercer vástago de una familia con cuatro hermanos, pues el 10 de enero de 1843 nació su hermano Franklin “Frank” James, que formaría parte de su historia de forma casi paralela; el segundo, de nombre Robert James, Jr. nació el día 19 de julio de 1845 (aunque la muerte le sobrevino solo treinta y tres días después a su alumbramiento); y la pequeña y única mujer de la familia, Susan Lavenia James, que tuvo su llegada al mundo el día 25 de noviembre de 1849.

 

Se dice de los padres de Jesse James que eran personas muy apreciadas en su comunidad. El reverendo James fue un hombre muy querido y respetado, mientras que de Zerelda, “Zee” como solían llamarla, era una labriega de carácter fuerte y muy trabajadora.

 

A comienzos de 1850, solo unos meses después de que naciese su última hija, Susan, el reverendo James fue solicitado para viajar como capellán en un vagón de tren que portaba un puñado de hombres de la localidad y que se dirigían al oeste, a California, en busca de oro. Fue un 12 de abril cuando Robert se despidió de su mujer dejándola sola al cargo de la granja y de sus tres hijos, pues él tendría que marchar y proclamar la palabra de Dios entre aquellos buscadores de oro que se reunieron por multitudes en aquella zona de los Estados Unidos. Nunca regresaría a casa.

 

Los matrimonios de Zerelda, madre del forajido Jesse James


Zerelda Elizabeth Cole James, madre del mítico forajido Jesse James

Zerelda Elizabeth Cole James

Tras caer en la desgracia por la muerte de su marido, Zerelda, se casó un par de años después con un hombre llamado Benjamin Simms, un granjero vecino que no le daría la vida que quería. El tal Benjamin era de mano suelta con los tres hermanos, siendo motivo de disputas continuas en el matrimonio los malos tratos que les propinaba a los críos. Zee, que era mujer de carácter y celosa de la seguridad y el bienestar de sus hijos, decidió tomar una decisión tan extraña como poco habitual en la época: la solicitud de divorcio. Aunque, no fue necesario, ya que el detestable Benjamin Simms murió en un accidente cuando montaba a caballo el 2 de enero de 1854.

 

Solo un año le duró el luto, pues en el 1855 contrajo su tercer matrimonio con el Dr. Archie Reuben Samuel. Fueron años de prosperidad para la familia James. El doctor le dejó la parcela de la educación de sus hijos a Zee y no se entrometió demasiado en ella, cuando se trataba de los niños ella tomaba las decisiones.

 

Su situación económica era muy buena, así que decidieron aumentar su patrimonio y de esta forma sus posibilidades de tener una vida muy próspera. Compraron la propiedad adyacente a la que ya poseía Zerelda y la extensión de terreno creció considerablemente. También compraron unos cuantos esclavos para hacerse cargo de la granja y que, de este modo, tuviera un funcionamiento óptimo. Definitivamente, fueron buenos años para los James.

 

La historia de Frank, el hermano del bandido Jesse James


Frank, hermano del forajido Jesse James

Franklin “Frank” James

Tras la muerte de su padre, Robert Sallee James, y el matrimonio fallido de su madre, Zerelda, con Benjamin Simms, corrían tiempos felices y prósperos para la familia, en gran medida provocados por el nuevo enlace de la madre de los hermanos James con el doctor Archie Reuben Samuel. No habiendo nada demasiado reseñable a lo largo de su infancia.

 

Se decía de Frank en su juventud que era un chico taciturno y que leía una y otra vez la Biblia. Ávido lector, tenía especial interés por la biblioteca que dejó su padre, disfrutando en especial las obras del maestro inglés William Shakespeare. Le atraía mucho el mundo de la literatura y su deseo era convertirse en maestro de escuela. Y de Jesse decían que tenía el corazón noble y firme, y que era un muchacho para nada avaro.
El doctor Samuel fue quien les introdujo en el mundo de la equitación y las técnicas de disparo, que practicaban siempre que podían después de realizar sus tareas y labores en la granja.

 

El hermano del bandido Jesse James en la guerra de Secesión

imagen icónica de la Guerra de Secesión americanaFue en 1861, en el decimoctavo cumpleaños de Frank, cuando se truncaron sus deseos de convertirse en maestro, pues estalló la Guerra de Secesión y la violencia y el horror también tocaron a Missouri, que se dividió en dos, pues, aunque la mayoría de los residentes en el estado procedían del sur, su economía estaba directamente ligada al norte.

 

Missouri votó y lo hizo a favor de seguir unido a los Estados Confederados, pues había muchas personas en la región que simpatizaban con los confederados, lo cual condujo a que se formaran dos gobiernos separados que habían negociado diferentes alianzas. En el seno de la familia James los esclavos que durante tantos años habían trabajado para ellos les fueron leales, gracias al buen trato recibido, no formándose escisiones ni motines.
Missouri se dividió en dos, formando partida en los dos bandos de la guerra hasta el fin de la misma en 1865, y Frank decidió unirse a la Guardia del estado el cuatro de mayo de 1861, luchando del lado de la Confederación.

 

Frank sirvió en la batalla de Lexington a las órdenes de William Clark Quantrill contra las tropas de la Unión. Una gran victoria donde los unionistas perdieron 1.774 hombres y siendo la causa de que los confederados tomaran el control del sudoeste del estado en octubre de 1861.

 

Poco después de la batalla, Frank regresó a casa, no se sabe exactamente el motivo, pero se cree que fue debido a una lesión o por estar aquejado de alguna enfermedad, y allí fue detenido por los partidarios unionistas, aunque más adelante fuera liberado tras firmar una declaración de lealtad por la Unión.

 

(DESCUBRE A LOS ASALTANTES DE QUANTRILL Y LA CARNICERÍA DE LAWRENCE EN EL SIGUIENTE ARTÍCULO)

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG Y RECIBIRÁS TODOS LOS ARTÍCULOS EN TU CORREO ELECTRÓNICO

 

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

 

Hazte con el libro que muestra al mito de Jesse James de una forma diferente

Atrévete a entrar en el mundo de 'Jacks, Holmes y un par de Colts'

 

Tapa blanda
Tapa blanda
11.40 EUR
Precio recomendado: 12,00 EUR
Ahorras: EUR 0.60 (10%)
(IVA incluido)
Gastos de envío: 0,00 EUR


 

EN STOCK

VÁLIDO SOLO PARA ESPAÑA

EPUB
Logotipo Epub
2.84 EUR
Precio recomendado: 3.00 EUR
Ahorras: 0.15 EUR (5%)
(IVA incluido)

 

2,84€ – Comprar

 
Logotipo Paypal

Envíos Internacionales
Envíos internacionales El Salto Editorial

11.40 EUR
Precio recomendado: 12.00 EUR
Ahorras: 0.60 EUR (10%)
(IVA incluido)
Gastos de envío: Dependerá del lugar de destino y el peso del paquete

 




Consigue las mejores novelas del panorama editorial alternativo

 

Portada de Las máscaras de porcelana de Rubén Falgueras Pradas

Las máscaras de
porcelana

Rubén Falgueras Pradas

 

Novela negra

 

 

Portada de Au pair de Ricardo Carrasco

Au pair

Ricardo Carrasco

 

Romántica

 

 

Portada de El vástago de la muerte de Carlos Venegas

El vástago de
la muerte

Carlos Venegas

 

Thriller

 

 

Portada de Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán

Nadie dijo que
fuera fácil

Reme Hernán

 

Romántica

 

 

Portada de En el mar de Dirac de Antonio Reina

En el mar de Dirac

Antonio Reina

 

Thriller

 

 

Portada de Jacks, Holmes y un par de Colts de Iván C. Marjalizo

Jacks, Holmes y un
par de Colts

Iván C. Marjalizo

 

Ficción

 

 

Portada de El planeta de las brujas de María Parra Martí

El planeta de las brujas

María Parra Martí

 

Infantil

 

 

Quizá también te interesen estos artículos:

Asesinos caníbales – Karl Denke, el antropófago de Ziebice (III)

Los asesinos en serie más famosos de la historia

 

¿Qué pasó con Vincenz Oliver? ¿Logró rescatarlo Gabriel? Descúbrelo a lo largo de este post que trata el final de Karl Denke, uno de los asesinos caníbales más terroríficos de la historia. Aunque, si has llegado aquí antes a las publicaciones anteriores que hablan de la biografía de este asesino en serie te invitamos a que lo leas desde el principio. Aquí están los enlaces: Parte 1Parte 2

El cabo suelto de uno de los mayores asesinos caníbales

(Para darle algo de dinamismo a la publicación de esta historia se ha recreado de forma ficticia —y con diálogos inventados— los hechos acaecidos en base a los datos biográficos del monstruo. Al fin y al cabo esta es una editorial)

 

—Pero… ¿Q-Quién es usted? ¿Está bien? ¿Qué ha pasado? —Gabriel no salía de su asombro. Aquella imagen le había dejado paralizado sin comprender nada de lo que estaba sucediendo en aquel momento.
—Ha sido D-Den-Denke— balbuceó Vincenz Olivier.

 

Fue lo último que acertó a decir antes de desvancerse de nuevo. Gabriel estaba muy confuso, así que decidió separarse y llamar al señor Denke para que le explicara lo que estaba sucediendo. Pero el vendedor no se encontraba en  casa en ese momento y el cochero tampoco tenía todas consigo de que hablar con su casero fuera la mejor de las ideas. Así que optó por regresar al lado de aquel hombre mal herido con aspecto de indigente y llevarlo hasta su casa para intentar reanimarle.

La revelación

No hacía demasiado tiempo que había amanecido y era más que probablemente que Papá Denke no llegase hasta bastante más tarde. Gabriel cogió de las sisas a aquel hombre y lo arrastró por el pasillo hasta una de las estancias de su casa, acomodándole en pequeño sillón.
Una vez hecho esto, volvió a separarse del convaleciente para regresar con un paño húmedo con el que limpiarle la sangre y la herida que tenía en la cabeza. Al posar el trapo sobre la cabeza, el contacto de la tela mojada con la carne viva hizo que el vagabundo Vincenz Oliver volviese en sí de repente, incorporándose con los ojos atenazados por el pánico.

 

Gabriel luchó por sostenerle para que se mantuviese en el sitio y tranquilizarle. No fue fácil, pero, pasados unos segundos, pareció conseguirlo. Fue entonces cuando el vagabundo le relato que el señor Denke le había atacado con un pico con intención de matarle pero que había fallado, aunque él creyó haberle quitado la vida. Todo ello, sin dejar de repetir una y otra vez que tenía que salir de aquella casa.

 

Al cochero le parecía tan sorprendente el relato que le costó creer que el afable, aunque solitario, Karl Denke había atacado a ese hombre sin motivo alguno. Mas aquel tipo estaba fuera de sí, era imposible que en semejante estado se inventara aquella historia. Así que optó por la decisión más sensata, aquello que le había narrado a él, se lo tendría que contar a la policía.

La declaración del antropófago de Ziebice

A eso de la una de la tarde se presentaron en la comisaría. Aún tenía la respiración agitada mostrando un estado evidente de ansiedad. Los agentes vieron aparecer a la extraña pareja y les miraron con recelo. Uno de ellos se acercó y les invitó a sentarse y que le contarán por qué se encontraban allí. Entonces Vincenz Oliver, haciendo un esfuerzo por mantener la calma, relató lo que había visto y vivido. Rememoró todo el horror que guardaba en su mente, la mesa en la que descuartizaba a los cadáveres que tenía en una de sus estancias y como había sangre y restos humanos en todos los rincones de la misma. Contó que fue papá Denke quien le atacó con un pico y como milagrosamente se libró de la muerte gracias a que no se aseguró de que estuviera muerto.

 

La policía no salía de su asombro, era una acusación gravísima vertida sobre una persona respetable y devota que nunca había creado problemas a su comunidad, más bien todo lo contrario. Pero la insistencia de aquel hombre, el terror dibujado en su mirada y la forma de narrar lo vivido le hacía dudar. ¿Cómo alguien sería capaz de presentarse en una comisaría con un relato semejante sino tuviera algo de real? Solo había una forma de dar respuesta a esa pregunta. Tras valorar detenidamente la situación decidieron detener de modo preventivo a Karl Denke hasta que se esclareciesen los hechos.

El final del monstruo

Karl Denke, uno de los asesinos caníbales más terroríficos de la historia, en su ataúd

Karl Denke en su ataúd

Horas más tarde se presentó la policía en la casa del caníbal de Ziebice con orden de encarcelarlo hasta que todo aquello se resolviese. El carnicero intentó convencer a los agentes que le estaban apresando de que había agredido a aquel tipo porque estaba intentando entrar en su casa para robar. Alegó que actuó en defensa propia de forma vehemente, pero aquella interpretación no resultó convincente y horas más tarde se alojaba en el calabozo.

 

En aquel frío lugar, tras los barrotes que le privaban de libertad Karl Denke no dejaba de pensar en todo lo que encontrarían cuando registrasen su casa. En todos los restos humanos cuya carne todavía no había tratado, o tirado a la basura. Y pensó en la vergüenza que sentiría toda la comunidad, que tanto respeto sentía por su persona, por alguien como él y visualizó el rechazo y el odio de todo el mundo. La paranoia se apoderó de su ser y empezó a desquiciar su mente hasta que la conquistó por completo. Sacó un largo pañuelo que solía llevar con él y comenzó a secarse el sudor frío de forma compulsiva.

 

Horas más tarde un agente de la policía halló a Karl Denke ahorcado en su celda con ese mismo pañuelo.
Los horrores que hallarían en el apartamento de Denke se quedarían grabados en sus memorias para siempre. Por su parte, la figura de aquel tipo solitario, devoto e involucrado con su vecindario, pasaría a tener el dudoso privilegio de formar parte de la larga lista de asesinos en serie más famosos de la historia.

¿TE HA GUSTADO? DÉJANOS TU COMENTARIO

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG Y RECIBIRÁS TODOS LOS ARTÍCULOS EN TU CORREO ELECTRÓNICO

 

 

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

 


 

Conoce nuestros libros con asesinos en serie

 

Portada de El vástago de la muerte de Carlos Venegas

El vástago de la muerte

Carlos Venegas

 

Portada de Las máscaras de porcelana de Rubén Falgueras Pradas

Las máscaras de porcelana

Rubén Falgueras Pradas

 

Portada de En el mar de Dirac de Antonio Reina

En el mar de Dirac

Antonio Reina

 

Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán, ¿te las vas a perder?



Síguenos

Regístrate en nuestra Newsletter




Síguenos en las redes


Asesinos en serie caníbales – Karl Denke, el antropófago de Ziebice (II)

Los asesinos en serie más famosos de la historia

 

Una historia realmente apasionante y aterradora la de este homicida, uno de los más terribles asesinos en serie caníbales. El polaco que hizo palidecer a la sociedad de la época. Pero, has de tener en cuenta que, si has llegado de forma directa a este artículo deberías leer el anterior y así conocer su historia al completo: Parte 1.

 

Continuemos:

El apogeo de uno de los asesinos en serie caníbales más aterrador

Se cree que realmente llego a quitarle la vida a una cincuentena de personas, quién sabe si más, pero solo se tiene ciencia cierta de las treinta antes mencionadas. La inmensa mayoría de los crímenes de este carnicero polaco se encuadraron entre los años 1921 y 1924.

 

Dar estos datos con tal certeza se debe a que Karl Denke en su delirio de muerte, dinero y carne humana vendida como un sabroso escabeche de cerdo, el asesino de Ziebice se tomó la molestia de realizar una gestión administrativa de su macabro stock. Varios fueron los papeles encontrados en su domicilio donde aparecían anotadas los nombres de las víctimas, la fecha en que les quitó la vida y su peso corporal.

Las primeras sospechas

Asesinos en serie caníbales - Imagen de la carne hallada en el domicilio de Karl Denke

¿De dónde obtenía la carne Karl Denke? Esa fue una de las grandes incógnitas que rodearon su figura para sus conciudadanos

Pero tanta actividad comenzó a no pasar desapercibida entre sus vecinos. Varias veces se quejaron del intenso olor a putrefacción que surgía de la vivienda de Denke, así como de la gran cantidad de carne que siempre tenía el inquilino. Era demasiado intrigante, más si cabe, que en aquella época de vacas flacas muchos no podían comprar  ni una sola libra de carne. Todo ello llevó a que empezaran a surgir las primeras preguntas y las primeras sospechas: ¿Sería carne de perro? Algo completamente ilegal en la Polonia del primer cuarto del siglo XX.

 

No obstante, esa pareció la conclusión final de la ciudadanía, pues no le dieron especial importancia. Si obtenía la carne de los perros, también era más que probable que los cinturones, cintas y demás artículos que fabricaba y vendía fueran obtenidos del mismo lugar. Tal pensamiento resultaba algo macabro, pero eran tiempos duros en los que la supervivencia era lo más importante. Karl Denke era un tipo por el que la gente de la zona sentía aprecio, era tranquilo, amable y, además, un buen cristiano que daba buenos donativos. El tipo era un buen profesional y sus artículos eran de bastante calidad y con un buen precio. ¿Qué más daba de donde obtenía la materia prima? Todo parecía ser suficiente para que lo dejaran estar y no darle más importancia.

 

El error del carnicero Karl Denke

(La recreación de estos últimos hechos tiene una parte de ficción, aunque siempre basado en los datos fidedignos conocidos, para intentar ilustrarlos de la manera más gráfica posible).

 

Vincenz Oliver

Era un frío diciembre de 1924, un día 21 exactamente, cuando todo llegó a su fin. Andaban próximas las festividades navideñas cuando acontecieron los hechos que dinamitaron el macabro medio de vida con el que había subsistido Karl Denke durante tantos años.

 

Vincenz Oliver había sido invitado por Denke a pasar para refugiarse del frío y la nieve. El inocente Vicenz aceptó la invitación de buen grado, a sabiendas de que en aquellas fechas la muerte podría sobrevenirle en cualquier momento durmiendo a la intemperie. Además ‘Papá Denke’ era conocido por su altruismo y sus actos de bondad, así que, a nadie le amarga un dulce.

 

Pero el dulce amargó, en el momento en que Denke con la muerte en su mirada surgió armado con un pico. Lo enarboló y propinó un golpe con todas sus fuerzas sobre la cabeza del vagabundo. El señor Oliver, que quizá era la primera vez que se sentía señor después de mucho tiempo, cayó fulminado en el suelo. Danke dejó el pico sobre la mesa y asiendo de los pies a la víctima lo arrastró hasta la zona en la que trabajaba magistralmente con todos los cadáveres para obtener sus fantásticos productos. Una vez allí le dejó y, sin echar la vista atrás, se marchó a atender algunos asuntos que tenía pendientes, con la satisfacción del trabajo bien hecho.

Gabriel

Asesinos en serie caníbales - La casa de los horrores de Karl Denke

Casa en la que vivió Karl Denke, el carnicero de Ziebice, y su arrendado, el cochero Gabriel.

Una de las cosas que más llaman la atención de la historia del caníbal de Ziebice, es la discreción con la que, durante años, perpetro sus macabras actividades. Más aún, sabiendo que vivía en un apartamento que formaba parte de una casa en la que había otros inquilinos. De hecho, Gabriel, el cochero que vivía en la cas

a arrendada por el carnicero, fue la clave.

 

Vincenz Oliver abrió los ojos con dificultad. Apenas veía nada ni sentía el frío suelo bajo la piel, solo el lacerante dolor del golpe mortal que por suerte fue fallido. Denke no había acertado de lleno en el cráneo del vagabundo que, desorientado y dolorido, comenzó a levantarse con dificultad y a caminar espoleado por el miedo. Llevándose las manos a la cabeza y haciendo presión sobre ella para no tener la sensación de que le fuera a reventar, comenzó a gritar desesperado. Lo hizo una y otra vez, sin dejar de avanzar con pequeños pasos torpes por el pasillo del apartamento.

 

Gabriel, ocupado en sus quehaceres habituales sintió los gritos que le alertaron al instante. ¡Papá Denke! Pensando que algo le podría haber ocurrido a su arrendador corrió hacia la parte de la casa donde se encontraba su apartamento al tiempo que gritaba que iba en camino. Para su asombro no encontró al sr. Denke, sino a un hombre que arrastraba su cuerpo pegado a la pared para no caer desplomado con la cabeza y el rostro ensangrentados.

 

¿QUIERES DESCUBRIR EL FINAL DEL CANIBAL DE ZIEBICE?
Lo encontrarás en el siguiente artículo.

Sigue leyendo
 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG Y RECIBIRÁS TODOS LOS ARTÍCULOS EN TU CORREO ELECTRÓNICO

 

 

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

 


 

Conoce nuestros libros con asesinos en serie

 

Portada de El vástago de la muerte de Carlos Venegas

El vástago de la muerte

Carlos Venegas

 

Portada de Las máscaras de porcelana de Rubén Falgueras Pradas

Las máscaras de porcelana

Rubén Falgueras Pradas

 

Portada de En el mar de Dirac de Antonio Reina

En el mar de Dirac

Antonio Reina

 

Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán, ¿te las vas a perder?



Síguenos

Regístrate en nuestra Newsletter




Síguenos en las redes


 

Karl Denke, el antropófago de Ziebice – Caníbales

Los asesinos en serie más famosos de la historia

Karl Denke, el antropófago de Ziebice (1870-1924)

Karl Denke, el antropófago de Ziebice (1870-1924)

La primera de las historias de esta tanda de artículos de asesinos en serie va centrada en un caso de canibalismo real, el de un monstruo que se alimentaba de sus víctimas o vendía su carne. Un tipo del que la mayoría no sospecharía nunca por su alta devoción y su carácter pacífico, pero que escondía a uno de los mayores caníbales que el mundo haya conocido. Se trataba de Karl Denke, el antropófago de Ziebice.

Los primeros años de uno de los caníbales más sanguinarios

Karl Denke (10 de agosto de 1870, Oberkunzendorf), fue alumbrado en un lugar próximo a la Ziębice de hoy (Polonia), en el seno de una familia dedicada a la agricultura y de grandes recursos económicos. Narraron sus profesores que era un niño testarudo y que tenían que reñirle y castigarle de continuo porque no sentía ningún respeto hacia ellos. No era ni mucho menos un buen estudiante y muchos lo consideraban retrasado porque no fue capaz de comenzar a hablar hasta los seis años.

 

Con doce años se fugó del hogar paterno y comenzó a trabajar en el mundo de la jardinería para ganarse la vida. A los 25 se podría decir que era una persona económicamente autosuficiente, pues, a la muerte de su padre heredó un pellizco de dinero lo suficientemente importante como para adquirir un terreno. Sin embargo, más adelante tuvo que venderlo tras un intento frustrado de vivir de la agricultura. Gracias a esa transacción consiguió capital suficiente para adquirir una casa en Ziebice.
La economía entró en crisis, debido a fuertes inflaciones, y terminó con todos sus ahorros, viéndose obligado a alquilar la casa. Pese a ello, permaneció viviendo en la misma, en un pequeño apartamento que tenía en la planta baja de la misma.

La vida social del antropófago de Ziebice

Karl Denke era un tipo extraño, solitario. No se le conoció pareja ni relación alguna, y apenas tenía contacto con la gente. A pesar de ello, era un tipo respetado y apreciado por su amabilidad y carácter relajado. Muy activo en cuestiones religiosas, solía ser generoso con sus contribuciones al cepillo de la iglesia, así como solía invitar a personas en situaciones muy desfavorecidas a dormir en su casa para resguardarse del frío.

 

Consiguió una licencia de vendedor, lo que le ayudó a sobrevivir a la crisis. Comerciaba con cinturones, tirantes, cintas, cordones de zapatos y “escabeche de cerdo sin hueso”. Unos productos que les resultaban a los de su alrededor cuanto menos sospechosa, pues nadie conocía de donde obtenía la materia prima para fabricarlos.

El porqué de su antropofagia

Se cree que, lejos de ser causa de algún tipo de enfermedad mental, todo tuvo como comienzo una supervivencia de la crisis económica basada en la inmoralidad y la más absoluta depravación. Detrás de ese apetito voraz por la carne humana se encontraba algo tan mundano como la obtención de dinero y materia prima para comerciar con ella.
Algunos hablan de que esa inmoralidad estaba basada en su baja capacidad intelectual, la cual podría hacerle sentir que aquellos asesinatos no eran actos malos. De esta forma el factor empático se eliminaba por completo, más aún si apuntamos que las víctimas era vagabundos y gente sin hogar. Personas que carecían de una vida digna de ser vivida.

¿Cómo atraía a sus víctimas el antropófago de Ziebice para sus veladas de canibalismo?

No se trata de un asesino precoz, quizá el hecho de que sus motivaciones fueran tan específicas y provocadas por una situación económica tan concreta —que nunca antes había vivido— sea la causa de que, hasta los 39 años, no comenzara a matar. Aunque fue a los 51 años (1921) cuando surgió la parte más oscura de su alma, si es que un monstruo semejante la tenía.

 

A pesar de que un altísimo porcentaje de sus víctimas eran personas de género masculino, la primera fue una mujer, la joven Emma Sander de veinticinco años y asesinada en el 1909.
El hecho de que la mayoría de sus víctimas fueran personas excluidas de la sociedad y que él fuese considerado para la misma un tipo altruista, generoso con los desfavorecidos, devoto y activo en actividades de la iglesia, no hacía a nadie sospechar cuando Karl Denke invitaba a pasar las noches a esos pobres desgraciados en su casa de los horrores. El hecho de que fueran gente que no significara nada para nadie le daba la tranquilidad de que nadie preguntaría por su ausencia. Se habían convertido en el ganado perfecto.

 

¿QUIERES CONTINUAR LEYENDO Y CONOCE EL PORQUÉ DE SU CANIBALISMO, CÓMO ATRAÍA A SUS VÍCTIMAS, SU ÉPOCA DE MAYOR ACTIVIDAD ASESINA Y CÓMO FUE DETENIDO?
Lo encontrarás en el siguiente artículo.

Sigue leyendo
 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG Y RECIBIRÁS TODOS LOS ARTÍCULOS EN TU CORREO ELECTRÓNICO

 

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

 


 

Conoce nuestros libros con asesinos en serie

 

Portada de El vástago de la muerte de Carlos Venegas

El vástago de la muerte

Carlos Venegas

 

Portada de Las máscaras de porcelana de Rubén Falgueras Pradas

Las máscaras de porcelana

Rubén Falgueras Pradas

 

Portada de En el mar de Dirac de Antonio Reina

En el mar de Dirac

Antonio Reina

 

Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán, ¿te las vas a perder?



Síguenos

Regístrate en nuestra Newsletter




Síguenos en las redes


 

Por qué no es Facebook la mejor Red Social para dar a conocer tu libro

Por qué no es Facebook la mejor Red Social

Hay dos opciones, una que hayas llegado aquí desde la primera parte de Por qué no es Facebook la mejor Red Social para dar a conocer nuestro libro, y la otra que lo hayas hecho directamente. Si tu opción es la segunda te recomendamos que veas la Parte 1.

Y aquí va la respuesta a por qué no es Facebook la mejor Red Social

La respuesta está en la masificación. Facebook está que rebosa de gente. Se considera que un usuario medio puede albergar en su time line 1500 publicaciones al día, y como la gente de Facebook piensa que no hay ser humano que pueda interactuar con tal cantidad de publicaciones han decidido hacer un filtro. De esta manera se reducirán esas 1500 a unas 300, aproximadamente.

 

Pero, ¿y eso por qué?, ¿si quiero ver o no ver todo lo que tengo es mi problema no? Pues no. La cuestión es que durante unos cuantos años en los que la viralización de forma orgánica no estaba coartada, o castrada, las empresas vieron que con tener una Fanpage para gestionar sus negocios era suficiente. Porque realmente funcionaba, estaban consiguiendo mejorar sus ratios de venta, llegaban a mucha más gente y eran más conocidos a coste 0. Y ahí fue cuando el tito Mark pegó el hachazo.
Entra en la Fanpage de El Salto Editorial

Y todo cambió

Cuando Zuckerberg vio que el aumento en el uso comercial de la red era notorio cambió las reglas del juego. Ahora, si quieres tener las estadísticas que se tenían hace unos años de forma orgánica tienes que poner un anuncio en Facebook Ads. Es decir, si quieres vender afloja la pasta y anúnciate. Ya sabes que puedo hacer que tu negocio llegue a muchísima gente, pero eso cuesta pasta. OOOOOOOOHHH, se acabó el chollo.

 

El problema es que el 90% de la peña esto no lo sabe, así que siguen erre que erre, gastando mogollón de energías que no les llevan a ningún sitio. Si tu trayectoria como escritor empezó hace más de diez años y tienes muchos libros en Amazon que te habrán ayudado a ganar en posicionamiento, seguramente sí que te estarás aprovechando de las bondades de Facebook. Porque la interacción es más recíproca, tú buscas gente, pero la gente también te busca a ti, por lo que Facebook considera que tu perfil o Fanpage aporta valor.

 

Pero si acabas de empezar en esto o llevas poco tiempo… un consejo: No pierdas demasiado el tiempo con el Spam y la promo en Facebook. Aprende marketing online y SEO, hazte un blog y estudia como sacarle partido. Continúa en Facebook, porque es una magnífica herramienta para tratar directamente con tus lectores (clientes) y porque, aunque en mucha menor medida, se sigue viralizando algo.

Conclusiones

No te comas el torrao generando mogollón de contenidos, intentando ser original. No te pegues la paliza escribiendo poesía o pequeños relatos (a no ser que lo hagas por gusto) para que la gente vea como escribes y de esta forma se venda tu libro. Crea un número X de publicaciones estándar chulas y atrayentes, con llamadas a la acción de los lectores, y repítelas. Eso sí, procura que el tiempo entre unas y otras no le otorgue la categoría de Spam. Así no te verán como ese escritor novel cansino, coñazo y tostón, que te restará valor porque la gente acabará hasta los huevos de ti.

¿Por qué hay que repetirlas?, porque nuestra memoria es como la de Dory, la de Buscando a Nemo, y accedemos a toneladas de información a diario. Así que la única forma de que se quede algo grabado en la cocorota de la gente es que se sea reiterativo con los mensajes. Como la publicidad en la tele, pero sin ser pelmazo, que os pueden mandar al carajo.

Ale majos, ya sabéis porque no funciona vuestra estrategia en Facebook.

 

Descubre las historias más increíbles en nuestros libros:

 

Portada de In articulo mortis: El último aliento de Lucas Barrera

In articulo mortis: El último aliento

Lucas Barrera

 

Portada de Jacks, Holmes y un par de Colts de Iván C. Marjalizo

Jacks, Holmes y un par de Colts

Iván C. Marjalizo

 

Portada de Las máscaras de porcelana de Rubén Falgueras Pradas

Las máscaras de porcelana

Rubén Falgueras Pradas

 

Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán, ¿te las vas a perder?



Síguenos

Regístrate en nuestra Newsletter




Síguenos en las redes


Es Facebook la mejor Red Social para dar a conocer tu libro?

Es Facebook la mejor Red Social para dar a conocer tu libro?

Muchos escritores nunca creerían que no es Facebook la mejor red social para promocionarse. La mayoría sigue viéndolo como una forma de llegar a un montón de público y que sus obras las vea todo el mundo de forma sencilla y gratuita. Pero, ¿realmente se llega a toda la gente que tenemos como amigo o que han dado Me gusta a nuestra Fanpage? ¿Es verdaderamente efectivo? Podría extenderme con un post tremendo acerca del uso y posibilidades de Facebook, sobre todo a nivel orgánico.

Realmente las redes sociales funcionan, pero con un condicionante: primero te tienen que conocer. Joder… pero, ¿eso no es incongruente? A ver, las redes sociales son unos potenciadores de la hostia, porque permiten viralizar con mucha velocidad. Si tienes un producto que gusta y la gente lo comparte esta red social hará que llegue a mucha más gente y consiga un BOOM de popularidad. Pero para compartir un producto primero hay que conocerlo y saber que es lo suficientemente bueno para recomendarlo. Pero… entonces, ¿por qué yo no obtengo los resultados con mi libro que me gustaría?

Entra en la Fanpage de El Salto Editorial

Es Facebook la mejor red social para hacer marketing. Si piensas así la estás cagando

La respuesta es sencilla, NO LE LLEGAS A TODA LA PEÑA que tienes en los contactos. Entonces, partimos de la base de que tenemos un producto muy jodido de colocar. Esto es debido a que hay millones de libros flotando por las plataformas, entre los que se encuentra el tuyo. Encima, además, tenemos la costumbre de usar Facebook de mala manera para promocionar.

Empecemos por el principio

Desde hace bastante tiempo había oído hablar del cambio en el algoritmo que la compañía de Mark Zuckerberg había implantado en Facebook, pero, la verdad, es que no le hice mucho caso al tema. Craso error, si has escrito una novela y quieres promocionarla, por las redes sociales o por cualquier otro medio, lo primero que tienes que tener en cuenta es el lugar en el que te mueves y estar siempre informado de las novedades que atañen al uso de dicha red. En este caso Facebook.

 

Si le dedicamos un par de horas de nuestra existencia a buscar sobre el tema en Google, nos encontraremos titulares del tipo: ¿Ha muerto la difusión orgánica?, Facebook limitará aún más el alcance orgánico de las actualizaciones de páginas o Cómo Facebook decide ahora el alcance de tus publicaciones. Lo cual hace que todo se vuelva confuso, porque habías vertido en Facebook un gran número de esperanzas para la promoción de tu libro. Estabas seguro de que podrías llegar a miles de personas de forma gratuita.

Tienes un problema

La cuestión es que si tienes un perfil de Facebook o una Fanpage para promocionar un libro y crees que todo lo que escribes les llega a todos tus contactos, tienes un problema. Si consideras que haciendo promoción directa de tu producto hablando de sus virtudes y compartiendo la sinopsis estás usando la estrategia adecuada, tienes un problema. Así me podría tirar toda la tarde.

 

Y es que el famoso algoritmo está haciendo de filtro de todas nuestras publicaciones, de todo ese esfuerzo vertido en la creación de textos y búsquedas de imágenes que subimos para que nuestros contactos los vean. Facebook solo nos facilita el acceso a las publicaciones que considera que nos van a interesar y, por tanto, que son las más apropiadas.

 

Así que, no, lo que pones en Facebook no le llega a toda la peña y, por tanto, NO ES FACEBOOK LA MEJOR RED SOCIAL PARA DAR A CONOCER NUESTRO LIBRO. Y sí, estás perdiendo mogollón el tiempo.

 

Los contenidos de calidad: Qué son y de qué manera nos afecta a la hora de promocionar nuestro libro en Facebook

Se cree que el porcentaje de contactos que verán una publicación de forma orgánica es de un 4% a un 6% de todas aquellas personas que les han dado me gusta a tu Fanpage. Es decir, que de 100 contactos que tienes lo ven 4 o 6 con seguridad, y si el contenido es de calidad el porcentaje podrá subir hasta un 20% o un 25%. Estas cifras variarán ostensiblemente dependiendo de la cantidad de contactos o fanes que tengamos. Si son pocos, el porcentaje aumenta, si son muchos, disminuye. ¿PERO NO ERA AL REVÉS? Pues no.

 

¿TE ESTÁ RESULTANDO INTERESANTE EL ARTÍCULO?

Te invitamos a seguir leyendo la segunda parte:

Sigue leyendo
 

Descubre las historias más increíbles en nuestros libros:

 

Portada de Au pair de Ricardo Carrasco

Au pair

Ricardo Carrasco

 

Portada de Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán

Nadie dijo que fuera fácil

Reme Hernán

 

Portada de En el mar de Dirac de Antonio Reina

En el mar de Dirac

Antonio Reina

 

Nadie dijo que fuera fácil de Reme Hernán, ¿te las vas a perder?



Síguenos

Regístrate en nuestra Newsletter




Síguenos en las redes